Murió el actor francés Jean-Paul Belmondo a los 88 años

Belmondo era un ícono de nouvelle vague o "nueva ola" del cine francés, tras darse a conocer en "À bout de souffle" (1959) de Jean-Luc Godard.

El pasado Lunes, Francia quedó huérfana tras la muerte de Jean Paul Belmondo.
El actor francés quien trabajó con varios de los grandes directores como François Truffaut, Louis Malle o Claude Chabrol en los años 60, murió a sus 88 años.
Algunos de sus grandes filmes de aquella época quedarán en nuestra memoria como “La sirena del Mississippi”, “Une femme est une femme” o “El ladrón de París”.
En su vida actoral, Belmondo, se fue especializando en papeles de seductor y aventurero caradura, incluso de gánster, aprovechando su físico de ex boxeador y su sonrisa contagiosa. Esos grandes personajes quedaron guardados en películas como “El Magnífico” , “Borsalino”, “El Profesional”, “El hombre de Río” o “El clan de los marselleses”.
En el año 2001, había sufrido un derrame cerebral y su salud fue muy delicada desde entonces, pero se recuperó tras una larga convalecencia y pudo recuperar buena parte de su cuerpo, además de su famosa sonrisa burlona.
Su último trabajo fue en 2009, cuando participó en la película “Un homme et son chien” del director Francis Huster.
La leyenda del cine francés murió en su domicilio en París. “Estaba muy cansado desde hacía algún tiempo. Se apagó tranquilamente”, precisó su abogado, Michel Godest, a la agencia AFP.

COMPARTIR EN: