THE ART OF SELF DEFENSE

PELÍCULA

THE ART OF SELF DEFENSE es una suerte de comedia negra que no es precisamente para reírse porque el eje de fondo está basado en la ridiculez de los personajes que, por supuesto es la ridiculez de los seres humanos en general, donde está marcada por la reconversión de identidad del personaje central.

Funciona como un mix entre Karate Kid (1984) y El Club de la Pelea (1999), tomando el karate como disciplina de defensa, por un lado, y, por el otro lado, sumergiéndose en los mecanismos de desahogo de violencia de la sociedad contemporánea, cortesía de las interminables injusticias cotidianas.

¿De qué trata la película? Casey, protagonizado por Jesse Eisenberg (Facebook) encarna a un muchacho de 36 años. Solitario, tímido y lleno de miedos e inseguridades. Una noche es asaltado por un grupo de motoqueros, que lo mandan al hospital tras una salvaje agresión.
A partir de esta experiencia, Casey, decide combatir sus temores con algún medio de autodefensa. Casi por casualidad llama su atención un gimnasio donde se practica karate. Este gimnasio está dirigido por un maestro (Alessandro Nivola) de una personalidad muy particular y muy siniestra. A partir de ese momento vamos a ver como la vida del protagonista comienza a cambiar y su rumbo que parece tomar las riendas correctas, termina siendo un desastre.

En The Art of Self-Defense es muy visible el uso de simbolismos: en todo momento vemos que los cambios que Casey realiza están basados en la presión que ejercen las masas grupales o en lo que podemos llamar el moldear las mentes frágiles. Donde vemos que se puede influenciar fácilmente a una persona que se encuentra en una situación de debilidad. Sobre este tema se apoya la crítica y bajada de línea de esta película.

THE ART OF SELF DEFENSE es una película muy interesante, la recomiendo. Buenas actuaciones, momentos cómicos y sobre todo entretiene.

La podes encontrar y disfrutar en la plataforma de streaming Netflix.

@fedeantonic

COMPARTIR EN: